Piden el Cierre definitivo de Sierra Pintada

fa0865b8-51a0-41a3-a501-33939dc9970f

En una entrevista que pudimos tener con una de las organizadoras de esta visita  Lilian Tapia nos comentó “El día 14 de Junio integrantes de la Asamblea por el Agua de San Rafael, la Agrupación Lucha, Tierra y Agua, Conciencia Ambiental ONG y vecinos autoconvocados, acompañados por científicos de Mendoza, realizamos una visita a la Complejo Minero Fabril San Rafael de Sierra Pintada para informarnos sobre la situación actual de la Mina, y reafirmar el pedido de remediación y cierre definitivo”.

En el lugar fueron recibidos por personal de CNEA quien nos hizo una recorrida por un amplio sector del predio. Fue una visita de algo más de 4 horas. Donde recorrieron  4 laboratorios, 2 de las canteras, los diques DN3B, diques 8-9 y 5, dique pulmón, zonas de colas donde están enterrados los 5223 tambores con residuos sólidos (traídos de Córdoba), la planta de procesamiento, la zona de acopio de residuos peligrosos. Atravesamos el arroyo el Tigre (afluente del Diamante), y desde lejos vimos la zona por donde fluye el agua del acuífero subterráneo que alimentaba originalmente dicho arroyo, antes de su desviación para la explotación del yacimiento de uranio.

eed32a29-9c34-40e6-839e-19e213450683

“Pudimos ver que en este momento hay muy poca actividad  en el complejo minero fabril, y se está trabajando para preparar todo lo necesario para la remediación. No hay indicios de reactivación de la mina, por ahora. Mediante un contador Geiger pudimos medir la radiación, y marcaba valores normales en varios sitios, salvo en determinadas zonas como es cerca de las canteras, sobre las colas y en zonas de residuos peligrosos, los valores de radiación medidos fueron 100 veces mayores a lo normal y fue cerca de las canteras, sobre las colas y en la zona de acopio de residuos peligrosos. Los valores más altos que medimos fueron 200 microsievert/h. Para matar a una persona se necesita una dosis de 6.000.000 de microsievert/h y una exposición de una hora. “, nos dijo Lilian

El proyecto de remediación de CNEA incluye en esta primera etapa (de un total de 5 faces) solo el tratamiento de aguas de canteras y residuos sólidos contenidos en los tambores. Esta primera etapa se estipula que tardará entre 10 y 12 años, dependiendo de los volúmenes de agua a tratar, ya que hay que corregir el balance hídrico proyectado (diferencias entre el agua que entra anualmente y los volúmenes a remediar)

“Consideramos que el proyecto de remediación se puede mejorar bastante todavía, para tratar de minimizar los efectos negativos para el ambiente y evitar así seguir generando más pasivos que luego tendrán que ser remediados”, continúo. “Solicitamos también que el proceso de remediación permita la presencia de veedores de distintas organizaciones ambientales y científicas externas para apoyarnos entre todos, que ellos hagan su trabajo y nos mantengan al tanto”.

Para finalizar dijo “Esto es un vínculo sano de una sociedad democrática que cuida a sus instituciones y el ambiente, por encima de los gobiernos de turno, nosotros consideramos que la remediación hay que hacerla. Pedimos remediación de todos los pasivos ambientales, acotado con un límite de tiempo y cierre definitivo de la planta”.

Related posts