Según UCIM los empleados de comercio prefieren horario corrido

empleado de comercio

Desde hace cinco años la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, viene sosteniendo la necesidad de adecuar el horario de atención del Comercio de la Ciudad de Mendoza, el Gran Mendoza y los departamentos del Este, Sur y Valle de Uco.

Dicha adecuación está referida a dos épocas del año: la invernal y la estival.

La idea era y sigue siendo, que en los meses de otoño e invierno, la atención del comercio se llevará a cabo en horario corrido de 9 a 17 o de 10 a 18 horas. 

Sin perjuicio de aquellos negocios que quisieran no innovar.

Para los meses de primavera y verano, la atención volvería a horario discontinuo.

La aceptación de esta modalidad por parte del personal de comercio, era  del 79 % en aquel momento y de acuerdo a las encuestas realizadas por UCIM, hoy esas encuestas ascienden al 95% por el afirmativo. Ya en aquel momento el CEC se opuso, señalando que se vulneraban derechos adquiridos.

Es necesario recalcar, ya que hubo y hay aún hoy, malas interpretaciones, que el horario corrido se sugiere únicamente para época invernal.

Ya que el tránsito de personas disminuye drásticamente por efecto de las altas temperaturas.

Este año, la presencia de la pandemia de Covid -19, precipitó los acontecimientos. De repente nos vimos inmersos en un horario de atención por franjas y corrido. Inmediatamente tuvo aceptación entre el público comprador y los empleados de Comercio.

UCIM, en todo momento insistió en la modalidad indicada, siendo a su vez sugerida y aceptada en forma insistente por el personal de las casas de comercio.

Es incomprensible, dado el momento crítico que atraviesa el país y la provincia y en particular el Comercio, la actitud asumida  del CEC. ,  creando  un conflicto, donde no lo hay. Pretende imponer un horario impracticable para el Comercio en el verano mendocino.

El Legislador Diego Costarelli (UCR), presentó hace pocos meses en la Legislatura, un Proyecto de Ley referido a este tema. En el mismo solicita un horario de atención al público entre las 10 y las 18, para el invierno y de 9 a 17, para el verano.

Consideramos este último totalmente inadecuado.

Hoy el CEC, inexplicablemente y sin la necesaria negociación y consenso, pide el urgente tratamiento del citado Proyecto y la aprobación del mismo. Presionando con marchas y spots publicitarios en radio y televisión. Tratando de esta manera, crear una grieta entre la patronal y el personal, negándose a un diálogo superador.

La UCIM siempre ha mantenido y mantendrá abiertos los canales de comunicación y diálogo porque esa es su naturaleza y forma de proceder.

El diálogo y el consenso es el único camino que UCIM considera posible para la resolución de los conflictos.

En UCIM trabajamos todos los días por una sociedad mejor y más equitativa, cuidando a las empresas, que son las que dan empleo y cuidando a sus colaboradores.

Hoy el comercio está trabajando con las limitaciones impuestas por la pandemia. La facturación no pasa de un 30 a un 35 % de lo que facturaba hace un año atrás. Sin embargo intenta sobrevivir, soportando la exagerada carga impositiva, el aumento de las tarifas de los servicios y sosteniendo el empleo.

El horario que pretende imponer el CEC sólo favorecerá a los shoppings y  centros comerciales cerrados, los que podrán seguir atendiendo hasta las 21, mientras el comercio tradicional deberá cesar sus actividades a las 17 o a las 18 horas. Llevándolo de esta manera la debacle total.

Related posts